Origen del caniche

Origen del caniche.

El caniche es una raza canina que durante el siglo XV se consideró de uso exclusivo de los aristócratas y nobles. Era un perro cobrador de aguas: recuperaban las presas ya cazadas como patos y cisnes. Hoy en día se les encuentra frecuentemente en las exposiciones caninas de belleza. Existen cuatro variedades:

  • Caniche gigante.
  • Caniche Mediano.
  • Caniche enano.
  • Caniche miniatura o toy.

Son unos perros alegres, juguetones y muy activos. No se distraen fácilmente los que les hace muy receptivos a la hora de educarlos. Son perros metódicos, energéticos. Tienen un exquisito comportamiento con los niños aunque si no se les adiestra y socializa correctamente pueden llegar a ser destructivos. Sigue leyendo las siguientes líneas pues nos adentramos más profundamente en la historia de estos ejemplares.

Un poco más de historia sobre el origen del caniche

Existen muchas teorías respecto al origen del caniche. Una de ellas afirma que este perro nació en Francia, y a partir de ahí se expandió a Alemania, Rusia o España a través de las guerras revolucionarias. Por otra parte, también está la corriente germana, que dicen que el caniche nació en los pantanos de este país en plena Edad Media para cazar todo tipo de aves como el pato o el ganso. Ya en pleno siglo XVI, se hicieron muy famosos por su inteligencia y belleza. De hecho, se popularizaron mucho los concursos de estos canes, e incluso era normal verlos en las pinturas de Francisco de Goya y también por la corte reales de toda Europa.

Siglos más tarde, surgió la moda de quitarle todo su pelaje que desde siempre le protegió de la hipotermia. De esta forma, aparecieron en Inglaterra todo tipo de peluqueros caninos encargados de cambiar el ‘peinado’ de cada caniche a gusto de sus respectivos clientes.

Una vez sabido esto, es importante destacar los cuatro tipos que existen. El primero de ellos es el gigante. Este tiene una altura de 45-60 cm y se cree que fueron los primeros originarios de la raza. En segundo lugar están los medianos, que tienen un 35-45 cm de cruz y suelen tener colores lisos en su pelaje como blanco, negro, gris rojo u albaricoque. A continuación nos encontramos con los enanos, también conocidos como ‘miniatura’ que tienen una longitud entre 35-28 cm. A pesar de su nombre no tienen ningún signo de enanismo. Por último, están los conocidos como ‘Toy’ y que no tienen más de 28 cm de altura. Pueden tener todo tipo de colores y distintas texturas en su pelaje.

Ahora que ya conoces un poco a cerca de los orígenes de los caniches seguramente quieras saber sobre sus mantenimientos y cuidados o los tipos de corte de pelo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *