Arreglos de pelo del yorkshire

Arreglos de pelo del yorkshire

Los yorkshires, tienen al nacer el pelo corto, casi recuerdan a un doberman en pequeñito. A medida que crecen, el pelo les va creciendo, y a los dos meses ya son una bola de pelo, como un pompón con patas. A partir de los tres meses empieza a cambiarles el pelo, veras como les empieza a salir una raíz blanca en el pelo antes de color oscuro.

El pelo de cachorro se les ira cayendo y les saldrá el pelo de adulto, de los tonos gris plateado en el cuerpo y dorado en la cabeza y patas que son característicos del Yorkshire adulto. Si no les acostumbras a peinarse a diario, el pelo antiguo se enredara con el nuevo, formando unas bolas imposibles de eliminar como no sea cortándolas. Por eso es muy importante entre los dos y los seis meses peinarle s a diario con un peine, no con cepillo, para eliminar ese pelo que está cayendo y para acostumbrarlos al peinado diario. No te asustes si ves que le salen mechones enteros de pelo, es el pelo de cachorro que está cambiando.

A partir de los seis meses, el pelo que tienen es más fino, mas sedoso, mas liso, más brillante. Como lo tienen largo, se les enreda y llena de polvo al jugar cada día, por lo que es buena costumbre peinarles a diario para desenredar y eliminar el polvo. No es mucho tiempo, cinco minutos al día bastan para tenerlo saneado. Si aun así prefieres que lo lleve corto, hay peluquerías especializadas donde te pueden recortar el pelo del perrito para que no se enrede tanto, pero cada semana o así también se debe desenredar.

Los yorkshires llevan normalmente un lacito en la cabeza, recogiéndoles el pelo de delante de los ojos. Esto no es solo un capricho. Es necesario recogérselo con una cleta para retirárselo de la cara.

No hace falta ponerles el lazo, basta una gomita especial, (de las de ortodoncia) que no enganche y enrede el pelo, para que sea fácil quitárselas. También suelen venderlas en las tiendas de animales.

Otro asunto importante es el baño. Muchos te dirán que con bañarlos una vez al mes o cada quince días es suficiente, pero es que ellos no se meten al perro en la cama, ni lo cogen en brazos etc.. Yo recomiendo bañarlos una vez a la semana. El único problema del baño es que se eliminan los aceites naturales del pelo ( que además de coger polvo le dan olor a rancio), lo que se puede solucionar lavando al perro con champú y dándole después una crema suavizante, igual que las personas, en mi opinión mucho más importante tener un perro limpio que conservar esos aceites que de todas formas se pueden sustituir por una buena crema suavizante. Es más, el perro estará más cómodo y evitaras pulgas, piojos, y que se yo, bichos todos que crecen en la suciedad.

El primer baño se le de 15 días después de la ultima vacuna. Para el baño, es necesario solo champú y crema suavizante, una toalla, un secador y el peine. Se mete al perrito en la bañera, le mojas con agua calentita, pero que no queme, se pone el jabón, se le lava igual que si te lavaras la cabeza, se le aclara y se le da una segunda enjabonada, para que te asegures de que quede limpio. Se le vuelve aclarar, le das la crema suavizante y le pasas los dedos entre el pelo para que penetre bien y desenrede.

Yo suelo aprovechar cuando tiene el suavizante puesto para pasarle un cepillo por el pelo, que le desenreda y para que sea más fácil luego peinarle. Se aclara bien, cuidando siempre que no le entre agua en los oídos, los ojos ni la nariz, se le escurre el pelo y se envuelve en la toalla. Se lleva a una mesa de trabajo y se le va secando y desenredando con el secador, sobretodo la parte del cuello y el pecho, que no quede húmedo para que no se constipe. Se le recoge el pelo de la cabeza con una gomita y listo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *